El dicho popular “lo que se da no se quita”, no es verdad en Derecho. Las donaciones se pueden revocar por las causas que expresamente prevé la ley, tal y como muy bien explicó Señoras eur39uk665 Primavera uk 35 41 Boda 3 Mujer Tacón Puntiagudo Nvxie Vestir Nupcial 5 36 Cuero Otoño 4 Noche Botas Zapatos Alto White Tamaño Eur Blanco OAw4WXq Fernando Gomá. Hay una causa de revocación quizá menos conocida, que permite al donante revocar si tiene hijos después de realizarla.

En esta causa de revocación no se le reprocha ninguna mala conducta al donatario, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, con la revocación por ingratitud. Simplemente el donante, tiene un hijo después de que la donación ha sido perfeccionada.

Así lo regula el art. 644 del Código Civil en una norma aparentemente clara: “toda donación entre vivos, hecha por persona que no tenga hijos ni descendientes, será revocable por el mero hecho de ocurrir cualquiera de los casos siguientes:

    1.º

Que el donante tenga, después de la donación, hijos, aunque sean póstumos.

2.º Que resulte vivo el hijo del donante que éste reputaba muerto cuando hizo la donación.

Yo me voy a centrar en los problemas que plantea el número primero: cuando una vez hecha la donación, el donante tiene hijos.

Como he dicho, la claridad de la norma es sólo aparente y puede plantear problemas, como el que enuncio en el título del post ¿sólo puede el donante revocar cuando, no teniendo ningún hijo en el momento de la donación, lo tiene después? Si ya tuviera hijos antes de donar y nacen otros ¿podría revocar la donación?

Las dudas surgen porque el plazo para revocar es, según el art. 646 CC, de 5 años contados “desde que se tuvo noticia del nacimiento del último hijo”, lo cual parece dar a entender que cada vez que nace un hijo del donante es posible que el mismo pueda revocar la donación.

El tema está mucho más claro en el art. 531-15 del Código Civil de Cataluña que expresamente dispone que los donantes solo pueden revocar la donación por “la superveniencia de hijos de los donantes, incluso si éstos tenían hijos con anterioridad”.

Así, en Cataluña, cada vez que el donante tiene un hijo, puede revocar la donación. Pues bien, en contra de lo que la mayor parte de los autores opinan y de la escasa jurisprudencia del TS al respecto, yo creo que la misma interpretación se puede deducir de la regulación del Código Civil que es mucho menos claro que la norma catalana. Es decir, a mi juicio, cada vez que el donante tiene un hijo, puede revocar la donación sin que el hecho de que donante tuviera ya hijos en el momento de donar, impida este efecto. Me explico.

Aunque parezca claro el tenor literal del art. 644 CC que se refiere al “donante que no tenga hijos”, creo que se puede llegar a la interpretación que propongo aplicando los criterios legales de interpretación del art. 3 CC.

¿Por qué pueden revocarse las donaciones por esta causa? ¿Cuál es su fundamento? Se parte de la idea de que el donante no habría efectuado la donación si hubiera sabido que iba a tener un hijo. Primero su familia y luego el interés del donatario. Con la revocación aumenta el patrimonio del donante y con ello se encuentra en mejor posición para atender las necesidades de sus hijos. Se protege pues el interés de la familia del donanteAlto Corte Mujer Correa Remaches Fiesta Estilete Sandalias Zapatos Talones Black Studs Vestir Zapatillas Tobillo Con qF0SBzaq. Así lo ha reconocido la sentencia del TS de 6 febrero de 1997 (RJ 1997/682).

Si lo que se protege es la familia del donante, no se entiende muy bien que se restrinja la posibilidad de revocar al supuesto de que el donante no tenga hijos antes de donar, de forma que si el donante ya tenía uno, el nacimiento de los posteriores no le permitiría revocar. Esta es la interpretación que mayoritariamente se mantiene y, a mi juicio, provoca situaciones injustas. Se discrimina negativamente a los hijos, pues solo el primero podría desencadenar la revocación.

Piénsese en el siguiente caso. El donante dona cuando solo tiene una hija y cree que no va a tener más. En ese caso se encuentra con capacidad económica para hacer la donación y la realiza. Posteriormente tiene otro hijo que nace con una discapacidad intelectual, circunstancia que reclama una mayor inversión de recursos económicos. Según la interpretación que generalmente se hace de la norma, el donante no podría revocar la donación porque ya tenía una hija cuando donó. El resultado es absurdo y como digo, discrimina negativamente a los hijos ( lo que va en contra del art. 108 CC y 14 de la Constitución). Tal discriminación se llevaría a cabo si sólo el nacimiento del primer hijo del donante pudiera beneficiarse de una mejora en su nivel de vida fruto del incremento del patrimonio de su progenitor consecuencia de la revocación. Tal diferencia de trato no tiene a mi juicio una justificación razonable. Se protege el interés de la familia y puede ser que el donante se encuentre en la necesidad de revocar la donación para atender los intereses de su propia familia. No debe prevalecer el interés del donatario que no ha pagado nada por la adquisición del bien.

Además de que la interpretación que propongo es acorde con el espíritu y finalidad de la norma que es la protección de la familia del donante, hay otro argumento adicional. El art 646 CC señala que el plazo para revocar es de 5 años contados “desde que se tuvo noticia del nacimiento del último hijo”. De esta norma puede deducirse que por cada hijo que nace, emerge una acción de revocación y sólo cuando han transcurrido 5 años desde que nació el último hijo, cesa esta posibilidad de revocar.

Creo que lo querido por el legislador es que cuantos más hijos nazcan, mayores son las posibilidades de que sea necesaria la revocación de la donación para atender a la familia del donante (y también salvaguardar sus expectativas sucesorias) y por eso el CC, con acierto, deja viva la acción para revocar desde el nacimiento del último hijo.

La doctrina que defiendo creo que es la que conduce a una solución más justa y acorde con el espíritu y finalidad de la norma y con la realidad social del tiempo en el que debe aplicarse la norma. Esta crisis ha provocado que las circunstancias económicas de muchas familias cambien. Si se donó un inmueble cuando el donante tenía un hijo y se lo podía permitir y ahora tiene otros dos hijos posteriores a la donación y el propio donante ha sido desahuciado de su vivienda ¿no creen que debe poder revocar la donación si no han transcurrido los cinco años desde que nació el último hijo? Yo creo que sí. Lo primero, dar alojamiento a su propia familia. Es lo justo y, a mi juicio, también lo legal con una interpretación más allá de la aparente y cómoda letra de la ley.

24 comentarios
  1. Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Como ya he comentado a Matilde, mi visión no es coincidente con la del post, lo cierto es que me resulta más fácil entender que la revocación se puede producir solamente si en el momento de hacerla no tenía hijos, por varias razones:

    El 644 dice literalmente que la donación tiene que estar hecha “por persona que no tenga hijos ni descendientes”. Yo entiendo que esta frase es unívoca, no admite matices: el donante no solamente no tiene que tener hijos, sino ningún descendiente, nieto o bisnieto. El interpretar la norma según la realidad social del tiempo, art 3CC (que es no ya recomendable, sino imprescindible, y en eso estoy completamente con Matilde) no puede hacer que donde exige: “que no tenga ningún descendiente”, pase a entenderse que dice: “me da igual si tiene hijos o no, puede revocar de todas maneras”, porque eso es exactamente lo contrario de lo que literalmente dice.

    Que el 646 hable del nacimiento del último hijo yo no creo que indique que el legislador esté admitiendo que haya hijos antes de la donación, sino que después de ella, el donante tenga uno o más hijos, y resuelve la duda de cuándo empieza a contar la acción de revocación (desde el nacimiento del último). De hecho, el 645 también habla de hijos en plural, y expresamente está pensando en la superveniencia de hijos (así lo dice), es decir, que uno o varios nazcan después, por lo que es coherente con esto lo que dice el 646.

    Con la interpretación propuesta en el post, sería posible un caso muy peculiar, y que yo creo que el legislador del CC no admitiría: que un donante pudiera revocar una donación ya hecha a un hijo o descendiente, por la simple razón de que ha tenido otro hijo.

    Es verdad que el código catalán dice lo que dice, y obviamente es ley en Cataluña, pero tampoco es una solución que me convenza del todo. Es cierto que pueden darse situaciones de apuro como las que muy bien describe Matilde en el post, pero también puede darse el caso contrario: que el padre haya hecho una donación a un hijo o a quien sea, y después se enfade con él o le quiera fastidiar y aproveche que tiene otro hijo para revocar esa donación, aunque no le haga falta para nada, puede que muchos años después de efectuada, con el consiguiente perjuicio para el donante, que tiene que devolver el patrimonio.

    Como en tantos otros temas, lo primero que tiene que hacer el donante es ser sensato y responsable, y no andar regalando de más.

    De lege ferenda, la verdad es que con la complicación de la vida y familia(s) modernas, infinitamente superior ahora que antes, como hablamos Matilde y yo, estimo que habría que regular mucho más y mejor este tipo de institución. Así:

    Habría que legislar sobre los hijos de madres de alquiler (¿son hijos o no a estos efectos?, o los casos de congelación de espermatozoides u óvulos, puesto que podrían ser los donantes padre o madre incluso muchos años después de muertos.

    Quizá sería más justo, acercándonos al supuesto expuesto por Matilde, que hubiera una necesidad acreditada con el nuevo hijo, caso de incapacidades o similar.

    Debería establecerse una mayor libertad de pactos: suprimiendo la posibilidad de revocación, o reduciéndola, o a sensu contrario incluso anudando derechos de alimentos si hay nuevos hijos.

    • L34 Para G Azul Ropa Mujer Invierno Ancho De Largo W30 star Raw
      Matilde Cuena Casas Dice:

      Gracias Fernando por tu extenso y atinado comentario. Sé que mi interpretación tiene fisuras, aunque me niego a asumir la interpretación literal como la prevalente. Cuando el art. 644 CC dice que el donante no tenga hijos puede ser interpretado en el sentido de que no se puede revocar por los hijos que ya tienes. El art. 3 del Código Civil permite adaptar la norma a su espíritu y finalidad. Seguir el tenor literal es fácil y cómodo, pero hay principios de orden superior que pueden aconsejar otra interpretación. Primero el donante y su familia y luego el donatario que ha recibido un bien sin pagar contraprestación. Hay veces que el tenor literal, aunque parezca claro, no vale. Te pongo como ejemplo la famosa antinomia entre los artículos 759 y 799 del Código Civil respecto al heredero sujeto a condición suspensiva…..
      En cuanto al art. 646 CC, efectivamente puede entenderse que el plazo se prolonga hasta que nazca el último hijo siempre que cuando se donara no se tuviera ninguno, pero también cabe interpretar con arreglo a la “letra” del precepto que cada hijo que nace genera una acción de revocación. Un argumento sistemático, también avalado por el art. 3 CC. Si la letra fuera suficiente, no serían necesarios otros criterios de interpretación y lo cierto es que el art. 3 CC los recoge.
      Yo no soy partidaria de suprimir causas de revocación. Todo lo contrario. Soy favorable a la mayor transmisión de derechos a título gratuito tanto en el ámbito de la donación como de las sucesiones. Ya he explicado aquí mi posición contraria a la legítima. A mí no me preocupa proteger a quien adquiere algo sin esfuerzo. Prefiero proteger a quien tiene o puede tener dificultades y a lo mejor se ha pasado de generoso.
      En cuanto a la reproducción asistida, la ley que la regula aclara la posición jurídica de los donantes respecto de los hijos que nacen por obra de la donación.

  2. Segismundo Alvarez Royo-Villanova Dice:

    Post muy interesante, que como vemos da para discutir tanto sobre la Ley vigente como de lege ferenda.
    Yo no lo tengo claro, y la literalidad desde luego parece favorecer la interpretación de Fernando.
    Quizás habría que pensar en la finalidad de la Ley: ¿se trata de proteger a los hijos sobrevenidos, o de entender que los donantes sin hijos donan con la idea de que no van a tenerlos y por tanto hay una implícita revocación condicional?
    En cualquier caso, y de cara a nuestra práctica profesional, lo que está claro es que hay que intentar que los donantes sean prudentes y piensen en lo que puede pasar en el futuro. En esta época en que parece que lo único que importa es ahorrarse los impuestos sucesorios, hay que recordar a los donantes que la vida es muy larga, que lo esencial es organizar el patrimonio de manera racional y sobre todo no tener que arrepentirse de lo que ya no tiene remedio.

    Raw L34 Ancho De W30 Ropa star Invierno Para Largo G Azul Mujer FqznWY6R

  3. Rodrigo Tena Arregui Dice:

    Pienso que este tema resulta muy interesante no solo en función del caso planteado, sino también en relación al tema de la interpretación jurídica en general y de los contratos en particular.
    Partimos de que la interpretación literal -primer criterio de interpretación- no es concluyente. Primero, porque hay dos normas con un sentido literal no claramente coincidente. El argumento de Fernando de que el art. 646 al hablar del último hijo está pensando en que hayan podido nacer más de uno tras la donación y que por tanto el plazo debe empezar a contar desde el último, es contradictorio con el sentido teleológico que quiere darle al art. 644. Pues si lo importante es que tenga o no tenga hijos, y si tiene uno no puede revocar, el plazo de la acción debería comenzar desde el momento en que tiene el primero, no desde el último. Si es desde el último entonces claramente para el Código el que tenga un nuevo hijo tiene su importancia, pues lo que al donante podía no parecerle necesario con el primero (revocar), resulta que se torna relevante tras el segundo y el CC amplía el plazo para amparar ese interés. Incluso un plazo que podría estar caducado tras el nacimiento del primero.
    Luego vemos que el Código no es completamente claro, porque aunque se pretenda que el 646 parte de que no había hijos al donar, atiende los intereses del donante de manera diferente sin que la diferencia esté completamente justificada. Es decir, ¿por qué si ya tenía un hijo no puede revocar, y si tiene el segundo después de haber caducado la acción del primero sí puede hacerlo?
    En consecuencia, tenemos que acudir a otros criterios de interpretación, entre los que están la interpretación sistemática (pues los dos artículos se coordinan mejor con la interpretación de Matilde, como hemos visto), el criterio de menor transmisión de intereses en los contratos gratuitos (1289 por analogía) y la realidad social (art. 3), que también apoyan la interpretación de Matilde. Pero además hay que tener en cuenta otro criterio fundamental sobre el que insiste la escuela de Bruselas: la razonabilidad. Esta, por supuesto, no se puede estirar hasta el punto de hacer decir al artículo lo que no dice. Ese límite es absoluto, so pena de incurrir en arbitrariedad, Pero, como hemos visto, los artículos dan pié de sobra para una interpretación más razonable que atienda los intereses del donante que se ve obligado a asumir nuevas cargas tan importantes como las derivadas del nacimiento de un nuevo hijo en perjuicio de un donatario que ha incrementado su patrimonio sin compensación. Favorecer a la familia -su preservación e incluso extensión- es sin duda algo muy razonable y necesario en nuestra sociedad actual. Nuestra obligación como notarios es advertir al donatario de los riesgos que asume al aceptar una donación. En la vida nada es gratis. Al menos no completamente.

  4. jose luis del moral barilari Dice:Largo De Azul G Mujer W30 Para Ropa Raw Ancho Invierno star L34

    Decir que uno se basa en la literalidad porque el art. 644 dice que la donación es revocable cuando “el donante tenga hijos después de la donación” es, cuanto menos, un argumento de poca enjundia. La implicitud es una forma expresa -junto con la explicitud-de manifestar un sensum (en este caso del Legislador) y se articula de muy diversas maneras (oclusión: inclusión o exclusión, minus ad maiorem….) ninguna de las cuales permite extraer esa conclusión. Que el Legislador diga que es necesario que el donador (que no donante) tenga hijos después de la donación no permite extraer que impida su aplicación al que ya tuviere uno o varios antes. La univocidad, pues, es clara, pero no en el sentido que se apunta. También habla el precepto literalmente de hijos (en plural) y es evidente que basta con que se tenga uno. Por lo tanto, estoy totalmente de acuerdo con el planteamiento de Matilde Cuena.
    De todas formas, la literalidad de éste y casi todos los preceptos del Código Civil es espantosa. El siguiente artículo 645 habla de rescisión cuando la rescisión no tiene nada que ver con la revocación y este precepto guarda clara conexión con el anterior.
    Hablando de revocación, la trascendencia más importante de esta materia es qué significa realmente la revocabilidad, qué tiene que ver con que produzca o no efecto y si realmente hay voluntades irrevocables en nuestro ordenamiento jurídico, cuestión con la que, ahí sí, creo que no coincido con ninguno de los intervinientes.
    Un saludo a todos y enhorabuena a Matilde.

  5. Mujer Raw L34 De Azul Ropa Invierno G Ancho Largo W30 star Para

    Esta discusión, en cualquier caso, me recuerda mucho a la que se plantea de cara a distinguir entre plazo y condición. La mayoría de la doctrina se limita a predicar la conocida distinción certus/incertus. A mi juicio no terminan de entender que frente a la Verdad absoluta, la certeza humana es disoluta y se mide en grados. Por eso la certeza o incerteza no debe medirse en función de lo que observe “objetivamente” el juzgador sino en función de lo que las partes den o no den “subjetivamente” por cierto. Si yo pacto que te cobraré a los 10 días de la llegada del buque a tu puerto, eso no tiene por qué significar que he pactado una condición pues, aunque objetivamente el barco puede no llegar, lo normal es que sí que lo haga, por lo que si se produce un hundimiento, el juez podrá reintegrar el plazo sin problema alguno. Y ello porque si una persona quiere condicionar una prestación para eso está precisamente el CONDICIONAL “Si llega el buque, en 10 días cobro”. Al ser ambos accidentes, se aplicaría el principio de sustancialidad (verdadero sentido del art. 1.284) y se entenderá que no hay accidente (art. 1.113) y, si está claro que lo hay, antes plazo (que retrasa) que condición (que extingue). En este caso es parecido. Si el legislador hubiese querido condicionarlo no habría dicho que será revocable por el “que no tenga hijos ni descendientes” sino “SI no tiene hijos o descendientes”. Sino, se debe entender que es inclusivo (los que no tengan podrán) pero no, al mismo tiempo, exclusivo (los que si tengan, también). EL QUE NO TIENE, PUEDE ·# SI NO TIENE, PUEDE. El primero no excluye al que no tiene. El segundo sí. Si encima, la ratio legis es evidente y, como bien dice Rodrigo con base en el art. 1.289, se entiende que somos graciosos sólo con lo que nos sobra, creo que la solución que apunta Isabel es de sentido común. Saludos a todos.

  • Ignacio Gomá Lanzón Dice:

    Yo en cambio me posiciono más bien con la idea de que no cabe revocar si tenías un hijo al hacer la donación. Para empezar (lo digo por la intervención de Del Moral) hay que citar bien el Código civil, porque si no, mal interpretaremos: el art. 646 no dice que se puede revocar cuando “el donante tenga hijos después de la donación”, sino lo siguiente: “toda donación entre vivos, HECHA POR PERSONA QUE NO TENGA HIJOS ni descendientes, será revocable….” No sé qué otra interpretación literal cabe a que se haga por persona que no ha engendrado en el momento en que siente el ánimo de liberalidad y lo lleva cabo.
    Ayer mismo tuve ocasión de debatir en persona con la propia Matilde sobre la cuestión, generándose diversos bandos no tanto en relación a cuándo procede la revocación (cosa técnica que a mí, la verdad, me da igual) sino a cómo deben interpretarse las normas. Y esta cuestión es importante porque afecta a la seguridad jurídica y que se relaciona con la del activismo judicial (o doctrinal) y la vinculación de todos a la ley en un sistema jurídico como el nuestro, que he tratado reiteradamente en este blog.
    No cabe duda de que la interpretación de la ley no se puede basar únicamente en la literalidad de las palabras, incluso aunque ésta sea clara y contundente. Esto ya lo sabemos. Habrá que ver si esas palabras tienen un sentido lógico, si encajan con el contexto legislativo, buscando fundamentalmente su finalidad. El art. 3.1 introdujo además la realidad social del tiempo en que han de ser aplicada, permitiendo así una adaptación a los nuevos valores vigentes.
    Ahora bien, esos distintos métodos interpretativos ¿pueden permitir decir a la ley lo contrario de lo que dice literalmente? Pues yo creo que sí, siempre y cuando se llegue a la conclusión de que su espíritu era otro, no tenga sentido lógico, no encaje con el contexto o sus antecedentes. Hay diversos ejemplos de ello.
    ¿Y cabría hacer que una norma dice lo contario de lo que dice literalmente, cuando parece que esa era su idea, no se contradice con nada y es perfectamente lógica, aunque no coincide con los valores supuestamente propios del tiempo en que han de ser aplicados? En mi opinión, no, porque ello convertiría a la norma en papel mojado, algo simplemente indicativo, perdiendo todo lazo con la objetividad y con el papel central que tiene la norma aprobada por el parlamento en nuestro sistema.
    Gris Zapatos Stuart Gamuza Mcglcas04090i Weitzman Mujer 7qqXxvBwat Es decir, la labor interpretativa es delicada y compleja y debe atender a varios factores, pero no puede perder de vista la objetividad. Y creo que el caso que nos presenta mi coeditora Matilde -con indudable brillantez por otro lado- es ese. Veamos:
    1) La literalidad del 646 es clara.
    2) El argumento sistemático de que el art 646 CC señala que el plazo para revocar es de 5 años contados “desde que se tuvo noticia del nacimiento del último hijo” solo indica que, si una vez hecha la donación ha tenido un hijo y no ha revocado, tiene otra oportunidad al tener el segundo o subsiguientes (así lo ha entendido toda la doctrina). Es decir, no hay contradicción ninguna con lo que dice el artículo 646.
    3) El espíritu y finalidad y el contexto parecen más bien apoyar la idea de que no es lo mismo no tener ningún hijo que tener alguno. Por ejemplo, en relación a la preterición no intencional, el art. 814 establece que si no hay hijos se anulan todas las disposiciones patrimoniales y si hay alguno sólo se reduce la institución de heredero. Es decir, el legislador presume que si tienes un hijo cambia toda tu forma de pensar, y que no es lo mismo si ya tenías uno.
    4) El argumento que aporta Rodrigo relativo a que los contratos lucrativos deben interpretarse en el sentido de una menor transmisión de derechos (art. 1289) se refiere a la interpretación de los contratos, no de la ley, y además se refiere a cuando no se puede interpretar la cláusula con los demás medios interpretativos, lo que no es el caso.
    Por tanto, no hay nada que nos haga suponer que el legislador ni la ley hayan querido decir otra cosa de la que dicen y solamente tenemos a favor que en Cataluña –un sistema jurídico distinto- se permite y que, según el criterio de la autora, es poco adecuado a los tiempos actuales y pudiera ser incluso discriminatorio. Pero creo que incluso esta última idea: si bien es verdad que un segundo hijo –cuando ya se tenía uno al donar- pudiera producir una situación de dificultad al donante, no cabe olvidar que también la donación producirá un menoscabo para el donatario que –pongámonos también nosotros dramáticos- quizá haya cancelado con la donación una onerosa hipoteca o quizá tenga que alimentar a su anciana abuelita. Es decir, cualquier solución legislativa que se dé a un problema tiene consecuencias y tan digno de protección puede ser uno como otro. Pero hay que tenerlo muy claro y gozar de muchos apoyos interpretativos para hacer decir a la ley lo que no dice. Estas interpretaciones en contra de la literalidad son arriesgadas porque generan inseguridad jurídica, que es también un valor protegido por la Constitución, en su artículo 9.3. Si el que acepta una donación tiene que pensar que a lo mejor tiene que devolverla si al donante se le ocurre procrear, cuando el art. 646 dice lo que dice, es que la ley no sirve para nada.

    • Matilde Cuena Casas Dice:
      Mujer Lana Guisante Maxi Larga Cuadros Ropa Para De Holgados A Grey Casual Abrigos Invierno U7BqwxTn

      Gracias a todos por los comentarios.
      Efectivamente, Nacho, no estamos de acuerdo en este tema y lo hemos hablado face to face. Reconoces que por vía interpretativa se puede decir lo contrario de lo que dice la letra de la ley y eso es precisamente lo que yo creo. El problema es que tú crees que el espíritu y finalidad de la norma es uno y yo otro. Entre proteger a la familia del donante y al donatario, el Código da sobradas muestras de su preferencia por aquélla. Lo de “pobre donatario” no es el criterio del Código por ejemplo, en inoficiosidad de donaciones, en la protección de los terceros que siempre se centran en los adquirentes a título oneroso (art. 34 LH) etc… La interpretación que haces del art. 646 es una de las posibles en consonancia con tu pre-juicio sobre el 644 CC. Como quieres defender el tenor literal, el art. 646 lo interpretas en el sentido apuntado. El problema es que el 646 CC no necesariamente se puede interpretar en el sentido que sugieres y eso resta claridad al art. 644 CC y exige interpretación.
      Yo pienso que no hay perfecta sintonía entre el 644 y el 646 CC, y como ha dicho Rodrigo, el 646 habla de hijos por lo que parece que no solo tiene en cuenta el primero, sino otros más que pudieran nacer después de la donación aunque el donante tuviera hijos. Desde luego tu postura es la ortodoxa, pero ello no significa que no se puedan plantear otras igualmente válidas desde la perspectiva del art. 3 CC. Si el tenor literal fuera el decisivo, los demás criterios serían innecesarios. Del Código Civil, a mi juicio, se deduce que si cambian circunstancias familiares, primero la familia del donante, antes que el donatario que no ha pagado un euro por lo que ha recibido. La seguridad del tráfico se salvaguarda con el limitado plazo de duración de la acción.
      Lo que tengo claro es que la Constitución protege a la familia y la no discriminación entre los hijos y a su luz debe interpretarse el Código Civil de la mano de los criterios del art. 3 CC. Creo que mi interpretación se puede defender con base en la ley (al igual que la tuya) y por eso me ha parecido interesante hacer un post sobre el tema.

    • jose luis del moral barilari Dice:

      Yo sigo defendiendo lo que dice Matilde por las siguientes razones:

      a) Por qué todo, absolutamente todo, es revocable. La revocabilidad es una habilidad, en este caso, de la voluntad, de ser revocada, esto es, de volver a la boca. Sólo la voluntad del fallecido ya es irrevocable. El hecho de que esa revocación no llegue producir ningún efecto no afecta en modo alguno a la revocabilidad. Un padre puede dejar de ser reprochado por un hijo por el hecho de haber realizado una donación si la revoca, amén de que el efecto sea ya irremediable. Por eso, discrepo que puedan existir poderes irrevocables, créditos documentarios irrevocables y similares. Si se ha pactado en tales términos, vulnerando los principios generales del Derecho y no pueden llegar a revocarse antes de producir el efecto, pues quedará revocado sin efecto. Pero si se llega, tales actos deberán quedar sin efecto alguno, sin perjuicio de los daños y perjuicios que puedan llegar a producirse. Todo lo que se ex voca es revocable.
      b) Que el Legislador haya dicho que puede revocar quien no tiene hijos o descendientes (que alimentar) no quiere decir que sólo los autorice a ellos. Quiere decir que los autoriza a ellos, nada más. Si estamos a lo literal, a lo literal habrá que estar. Hace tiempo discutí con un Registrador porque un compañero había redactado unos estatutos en los que ponía un régimen de mayoría reforzada para los clásicos supuestos de fusión….. Para mí el compañero lo hizo mal, porque en los estatutos no se debe poner lo que ya dice la ley, pero el caso es que se le olvidó uno. El Registrador lo tumbó afirmando que los estatutos decían que los socios habían manifestado implícitamente que en el caso de, por ejemplo, ampliación de capital, no se iba a requerir ese régimen de mayoría reforzada. Yo le dije que de una manifestación de voluntad de acordar por mayorías unos supuestos no suponía no exigirlos en los olvidados de la Ley y que, por lo tanto, inscribiera esos estatutos de forma y manera que, si algún día, los socios acordaban una ampliación por un régimen de mayoría simple, entonces lo tumbara. Se puso de todos los colores y lo inscribió. Pues aquí es exactamente lo mismo. Construir una voluntad (en este caso, legislativa) porque se haya dicho algo no oclusivo (ya sea inclusivo o exclusivo) es a mi juicio totalmente incorrecto.
      3) La ratio legis es muy clara: Necesidad antes que graciosidad. Si la donación ya puede ser limitada ab origen en función de las necesidades del donador (art. 634) como no lo va a ser más aún si esa necesidad se produce sobrevenidamente? Más aún si, en vez de tener un sólo hijo, pasas a tener varios que alimentar?
      4) Si el donatario es un hijo, como plantea el Notario Gomá, con más razón debería ser revocable. O se va a decir que un hijo no tiene que ser más sensible aún que un extraño a las necesidades de un padre o madre de alimentar a más hermanos suyos?
      5) Que una donación sea revocable no quiere decir que el padre o madre lo vayan a revocar necesariamente. Serán ellos los que, en atención a sus necesidades, valorarán si deben atender antes a la “tropa rezagada” o al donatario que no está dispuesto, voluntariamente, a devolver esa gracia, siendo que sus padres lo pueden necesitar.
      6) La revocación no sólo se da por sobreveniencia sino por supervivencia de hijos. La supervivencia supone, evidentemente, que el donador ya tenía un hijo antes de la donación, aunque no lo supiera. Luego el tener ya hijos antes de la donación no debe ser ningún problema. El Legislador no es ningún dechado de virtudes. Son infinidad los supuestos en los que entra en contrardicción, se olvida de supuestos, etc.
      7) Si la posibilidad de revocación, en el art. 646.II, se transmite a los hijos y descendientes del donador, parece lógico que pueda ser porque esos hijos o descendientes existían al tiempo de la donación, no creéis.

      Siendo varios los argumentos que esgrimo, para mí el más importante es el de la incorrecta construcción de la implicitud. La implicitud es, conjuntamente con la explicitud, dos manifestaciones de lo expreso (participio de exprimire). Los romanos visualizaban la voluntad como si fuera un pliego (ex-plicitus, implícitus) en cuya cara externa se manifestaban cosas (directa o indirectamente y ora, escrita, por signos o por actos) y en cuya interna también podía hacerse ¡de la misma forma, incluido actos posteriores!. Hay hasta 8 formas de manifestar una implicitud. En mi Tratado las expondré todas. Una de ellas es la oclusión, pero para encerrar (*kl: claustro, clave, ..) una manifestación a partir de otra (pues la implícita siempre se apoya en otra explícita) hay que tener mucho, mucho cuidado. Toda donación con los requisitos X es revocable no es igual a “Sólo la donación con los requisitos X es revocable”.
      Lo del Legislador y las manifestaciones de voluntad es lamentable. Confunde lo expreso-implícito con lo tácito (art. 1.311), pues realizar actos posteriores no es guardar silencio. El Tribunal Supremo, otro tanto de lo mismo, cuando confunde condonación presunta con tácita (art. 1.189), pues la tácita no se basa en ningún indicio y el manifestante está todavía presente, mientras que la presunta sí se basa en un indicio y el manifestante ya no está para decirnos como interpretarlo.

      En definitiva, menos “literalidad” y “materialidad”. Detrás de toda donación incluida, precisamente, la de los hijos, está la subsistencia del resto de familia del bienhechor. Ya ni siquiera del bienhechor mismo (art. 648.3º). Yo, desde luego, lo devolvería y, por supuesto, enormemente agradecido al donador.

      Red Rojo Almendra 5 us8 us5 Yyz Casual 5 Redonda Uk6 Cn39 Punta De Tac¨®n Zq Cn35 Semicuero Eu36 Uk3 Azul Plano Planos Negro Eu39 Black Zapatos Mujer OAx6wnZa

      Saludos

    • jose luis del moral barilari Dice:Tamaris Para Comb 22407 dune Tacón Beige Zapatos De Mujer ATSAnwqa

      Quizás sea más sencillo si empezamos por el principio. ¿Para qué nace éste precepto? Entiendo que para crear ex lege (que no ex voluntate vía 641 como dice el Notario Gomá) un instrumento de revocabilidad de una donación. ¿Y por qué se crea? Parece lógico que la razón sea sobrellevar la carga de nuevos hijos mediante la ineficacia sobrevenida de graciosidades. La razón, por lo tanto, no es la simple concepción de nuevos hijos, sino los gastos que, todos los que somos padres, sabemos que van a poder comportar. A partir de ahí la ratio es muy simple, si un Legislador considera que esa razón es digna de protección, parece bastante poco lógico que la ratio diga que: a) Si la necesidad es pequeña: se aplique b) Si la necesidad es más grande: se aplique más aún.
      Que el Legislador escribe con la pluma torcida? Yo creo que más que con la pluma recta, especialmente, en toda la legislación de nuevo cuño. Revocar una donación, especialmente cuando el efecto (que, por cierto no es traslativo sino el donato/donatum) ya se ha producido tiene que ser excepcional. Desde luego, para mí, ex lege. Pero, una vez que se considera algo digno de protección, me parece que tiene poco sentido dejar de aplicarlo a aquél supuesto que, quizás, lo tenga más que otros. Y si el donatario es un hijo, precisamente, debería ser el primero predispuesto a dárselo a sus hermanos (más que a sus padres) más pequeños.

      Si la letra prevaleciese sobre el espíritu, en un caso como éste, acogeríamos la evidencia (lo que simplemente se ve por fuera ex-videre) y nos dejaríamos una preciosa invidencia. Y nosotros, los operadores jurídicos, no estamos para escribir la ley, pero sí para aplicarla.

  • Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Pues está siendo una conversación muy interesante la que se está creando gracias al post de Matilde. Yo me mantengo en lo dicho sin pretensiones de ser la palabra definitiva. Para mí, “que no tenga hijos o descendientes”, tiene dos interpretaciones: la literal, es decir, que no tenga, o la absolutamente opuesta, que sí pueda tenerlos, o es una cosa o es la contraria, no hay términos medios. Pero si se opta por la opuesta, el resultado de esa interpretación es que, en la práctica, se suprime la frase que ha puesto el legislador, es decir, que se está derogando parte de un artículo por este medio interpretativo, y eso no lo creo posible.

    Hay que tener cuidado en mi opinión con las apelaciones directas a la constitución como fuente directa de interpretación, si no hay una norma más concreta, puede ser una apelación algo etérea, porque en ella encuentras de todo, justicia material y seguridad jurídica por ejemplo. Se podría argumentar en estos artículos de la donación, basándonos en la norma suprema también, qué ha querido decir el legislador con la expresión “hijos”. Ya le comenté a Matilde que podría darse este caso:

    Un hombre se casa con una madre con un hijo, sin padre, pero ese hombre le quiere como un hijo y forman una familia súper unida y le trata como su propio hijo, pero antes ha hecho una donación y están en estado de necesidad. ¿tendremos que considerar que a estos efectos es como su hijo, reinterpretando la expresión “hijo”, por razones de justicia material y permitiéndole revocar la donación? Yo creo que no.

    A mí me parece, como ya indiqué en el comentario anterior, que es más un supuesto de responsabilidad o falta de ella, del donante, y que si quiere no tener problemas, tenga hijos antes o no los tenga, tiene un artículo en el CC al lado de estos, que le soluciona todo, lo que pasa es que hay que utilizarlo: el derecho de reversión del artículo 641:

    Artículo 641

    Podrá establecerse válidamente la reversión en favor de sólo el donador para cualquier caso y circunstancias, pero no en favor de otras personas sino en los mismos casos y con iguales limitaciones que determina este Código para las sustituciones testamentarias.

    Que diga que si tiene un hijo después, se revierte la donación, y todo quedará claro.

    • Matilde Cuena Casas Uk4 Mujer mocasines Blue Uk4 Blue Casual us6 us6 exterior comfort 5 Gyht Zq Eu37 De 5 Cn37 Light tela Plano Eu36 Cn36 Zapatos tacón azul 5 7 xtUpnaqw0Dice:
      Guess Guess Mujer Pantalones Pantalones Mujer Guess Pantalones Mujer Guess Mujer Pantalones Guess tq8fwBS

      Gracias Fernando por tu comentario. Tan bueno como siempre. Tener este tipo de debates es un lujo y el blog permite un debate fluido.
      Hijo, es hijo. Y puede ser biológico, adoptado o reconocido aunque no sea biológico (siempre que no tenga “padre jurídico”, pero nunca un niño al que se le tiene cariño. Eso lo tengo claro.
      Lo que dice la letra de la ley está claro. Con la interpretación que propongo se le da sentido al tenor literal. No se puede revocar por los hijos que ya tenía el donante al perfeccionarse la donación y se tienen en cuenta los nuevos hijos para poder revocar. De esta forma, con cada nacimiento de un hijo, el donante puede reconsiderar su transmisión. Efectivamente, el art. 644 se redactó antes de la Constitución y ésta impide discriminaciones. No me parece en absoluto etéreo, recurrir a la Constitución para interpretar. Según la interpretación que mantienes, el nacimiento del segundo hijo no tiene impacto y puede ser que el donante tenga necesidades. Insisto: para mí primero la familia del donante y después el donatario y con el art. 3 CC creo que se puede defender. De hecho esa donación podría en un futuro vulnerar la legítima (que se genera con el primer hijo) y nadie cuestiona que pudiera ser declarada inoficiosa. En ese caso, el donatario se aguanta y no se cae el mundo…Creo que para el Código Civil, primero está la familia del donante y a mí me parece que además es lo justo.

  • Beatriz García Banderas Dice:

    La revocatoria de una donación, realizada por una persona que no tenía hijos al momento de hacerla, pero que tiene hijos posteriormente, o aparece un hijo al que se creía muerto, (esto parece bíblico) y por lo tanto la ley le faculta la posibilidad de efectuar esta revocación.
    Al respecto considero: la ley manda, prohíbe o permite, por lo tanto de darse estas circunstancias, es perfectamente válido que se llegue a revocar una donación, ya sea después del primero, segundo tercero, etc. hijo, siempre que lo haga dentro de los términos que igualmente le norma le faculte.
    Pero hay que ir al espíritu de la ley, por qué una acto jurídico que debe gozar de una estabilidad y permanencia en el tiempo, el legislador estima, que se le puede derribar fácilmente, dando lugar inclusive a posible perjuicios para el donatario, ya que pueda haber realizado inversiones, ventas, garantías y el momento inesperado ve que ese bien que lo considero suyo, ya no lo es.
    Las razones estimo, es la defensa de la seguridad económica de los hijos, quienes en el orden sucesorio, son los primeros que tienen derecho a heredar; y, pueden darse caso, de personas que efectúan una donación ficticia, para reservarse un bien para sí, tratando de desviar la naturaleza sucesoria y eventualmente perjudicar a hijos, en determinada pareja, que puede ser inclusive la misma cónyuge; pensando en una unión futura con otra persona.
    Estos actos retorcidos existen, se utilizan figuras jurídicas, que fueron creadas con un fin loable; y sin embargo, a través de estas donaciones se estafan a sus propios descendientes, peor aún si ya habían otros hijos; ya que en estos casos, si no se realiza voluntariamente la revocatoria, el o los perjudicados, están facultados para impugnar la legalidad de la donación.

  • G Azul De L34 W30 Ropa Invierno Raw star Largo Para Ancho Mujer
  • Alma Sierra Dice:

    me llamo mucho la atencion tu post y creo y estoy de acuerdo contigo que la solución mas justa es que el donante pueda revocar la donación lo puede hacer por que esta en su derecho y esta dentro del marco de las leyes y por ende puede hacerlo . esta muy bien explicado con tu comparación del inmueble creo que cualquier persona que pasara por lo mismo exigiría ese derecho entonces seria lo justo y lo marcado por la ley.

  • Estoy de acuerdo con Fernando que la invocación a la constitución para resolver este tema es excesivamente elevado. En cuanto a la supresión, por supuesto que abogo por ella. Pero en infinidad de ocasiones. En el art. 1.311, qué estamos ante una confirmación tácita o ante algo que implica una confirmación? Cuando el 781 dice que algo es válido y surtirá efectos, porqué en otros ponemos sólo válido o sólo efectos? O por no ir tan lejos, si el 644 habla de revocación, porqué el 645 habla de rescisión? El término rescindir viene de re-scindere (del protoindoeuropeo *skei- cortar: de donde vienen scisseaux, scissors, etc) y significa volver a partir. Sólo las particiones se rescinden, el resto es un cajón de de-sastre en donde se ha metido cualquier forma de ineficacia que no sabían ubicar en el resto del cuerpo legal. Qué hacemos entonces, no tachamos la rescisión? Una exégesis (porque interpretación o inter-pretium es lo que se hace entre partes) contra legem es perfectamente posible y en muchas ocasiones incluso conveniente. Claro está que tampoco puede ser precipitada, especialmente con los que vienen de muy, muy detrás. Saludos.